Ars Magica

Inicio
3 primeras sesiones

Es por la tarde del 14 de Mayo después de todos los sucesos recientes (la intro que ya os pasé) los 4 protagonistas deciden reunirse a comentar lo sucedido.

<meta />

Cuando se están reuniendo llega un mago con su séquito al asentamiento, al joven Musaz le suena vagamente quien es, pero el resto de los maestros de los jóvenes lo miran con bastante desconfianza… "No creo que traiga buenas noticias." comentó más de un maestro a su joven aprendiz, alguno de los maestros explica a sus aprendices que se trata de Marcus un gernicus y que al parecer está al cargo del asentamiento.

Los 4 jóvenes fueron convocados a un concilio en el asentamiento junto al resto de jóvenes que tienen las marcas.

Los 4 asisten al concilio y al poco de iniciarse Musaz y Clare empiezan a ver como su impronta empieza a ser visible en la sala sin ellos estar lanzando ningún hechizo y a los pocos segundos 8 dardos de cristal emergen a escasos 1,5 metros de la ubicación de Musaz.

Hannes reacciona rápidamente y consigue detener 1 de los dardos pero los otros 7 impactan contra un muro de mármol blanco que emerge justo delante de Marcus.

Instantes después un enorme oso de color negro atraviesa una de las paredes a la vez que justo a la derecha de Musaz empieza a emerger una figura con una túnica de color negro y con un parecido muy grande al joven Musaz.

A través del enorme agujero que dejó el oso en la pared se podía vislumbrar la figura de 4 personas ataviadas con túnicas negras, dos de las figuras se parecían mucho a los hermanos y las otras dos eran un hombre bajito y calvo, y una chica de pelo rizado negro y a su derecha un gran perro de 3 cabezas.

Casi al unísono por el lado opuesto de la sala irrumpió un gran oso marrón y por el agujero que dejó en la pared se podían ver 5 figuras 3 de ellas se parecían mucho a los hermanos y a Musaz y a su lado un hombre bajito y calvo, con aspecto de niño y a su lado una joven de pelo rizado y dorado, todos vestidos con túnicas de seda blanca.

En pocos segundos el gran oso marrón carga contra el oso negro y empiezan a “volar spells”.

Los jóvenes huyen de la sala pero antes intentan averiguar donde están sus maestros y que están tramando, lo único que obtienen como respuesta es que huyan y que ellos van a intentar una “locura” que se le ha ocurrido al maestro de Musaz.

Todos huyen de la sala del concilio y cuando llevaban unos instantes fuera se percatan de que se acercan unas figuras gigantes de unos 15-20 metros de alto.

Cuando los tienen lo suficientemente cerca se percatan que son 6 figuras y que se parecen bastante a los 4 jóvenes y al hombre calvo y a la chica de pelo rizado, esta última sin perro.

Los jóvenes deciden huir a lomos de Alodia la cual corre todo lo que le permite su fuerza y su aguante y Hannes en un último vistazo atrás puede ver como el gigante que se parece a Musaz saca un enorme martillo dorado y lo golpea contra la sala del concilio.

Del impacto parece surgir una onda expansiva blanca y los 4 jóvenes buscan refugio bajo tierra…

De repente todo se vuelve blanco:

Se empieza a ver algo, parece como si estubieran sobrevolando un poblado, las estructuras parecen muy antiguas y la gente viste como en la antigua Grecia, también se puede ver algún Titán de fondo, parece la extinta civilización de los titanes, si es que existió…

La imagen cambia de repente y se ven guerras, miles de hombres luchando, entre los que se vislumbra algún personaje de túnica negra y alguna blanca y de fondo el olimpo con los dioses griegos luchando contra los titanes.

La imagen vuelve a cambiar se ven más guerras entre hombres y se pueden seguir vislumbrando las túnicas negras y blancas y esta vez uno de los bandos porta armaduras y armas un poco peculiares parece otra época…

Otro cambio más, se ve a alejandro magno, se le distinguen las marcas, y las pirámides de fondo, de repente se hace un zoom a las pirámides que parecen en construcción hay miles de hombres trabajando en su construcción.

La imagen vuelve a mostrar más guerras, esta vez ambos bandos parecen tener armas y armaduras diferentes, no parecen europeos por los rasgos.

Más guerras esta vez los bandos si parecen europeos, pero por las armaduras y las armas parece otra época.

La imagen cesa de mostrar guerras y muestra un establo, dentro del mismo acaba de nacer un niño y aparentemente se le pueden vislumbrar las marcas.

Se desvanece el portal y se ve lo que parece Roma y entre las personas que se pueden vislumbrar se puede reconocer a una, Carlomagno.

La última imagen que se ve es una gran fortaleza desierta, no hay absolutamente nadie… parece Jerusalem.

Los jóvenes se despiertan en el agujero que hizo Musaz y donde creían estar a salvo… es de dia y no saben cuánto tiempo ha pasado.

Deciden volver al asentamiento y allí no queda nadie solo 3 cadáveres, uno convertido en madera, otro con síntomas de haberse ahogado en un río y finalmente un tercero lacerado por cientos de cortes.

Hablan con sus espíritus y se trata de Andros, Kala y Adda, 3 jóvenes que como ellos tenían las marcas.

Al hablar con ellos descubren que también han tenido parte del sueño ya que al parecer narran parte de lo que los jóvenes habían visto pero cuando sucedía un cambio de imagen ellos a partir de ese momento ya lo veian todo negro.

Los jóvenes registran el asentamiento en busca de algo que les fuera útil y deciden ponerse en contacto con sus maestros, en un principio parece que lo lograban pero no tardaban en perder la “conexión”.

Deciden abandonar el asentamiento y descubren que están en una regio, una regio que antes no estaba ahí.

Finalmente consiguen abandonar la regio…

Los jóvenes deciden caminar hasta el poblado cercano, Alodia se sabe el camino de memoria pues suele cazar por estas tierras y no tarda en captar un olor extraño, olor a carne muerta.

Cuando están llegando al poblado los jóvenes observan como dos magos, uno de ellos un titalus que acompañaba a Marcus, están borrando del mapa el poblado, al parecer han matado a todos y están haciendo desaparecer las casas, incluso la pequeña iglesia que había en el poblado. (Hannes ve algo raro donde estuvo ubicada la iglesia).

Los jóvenes deciden actuar para que los dos magos paren la aberración que están cometiendo y en ese instante, como esperando la oportunidad, aparece un gran lobo gris acompañado de otros dos más pequeños de los bosques y en clara dirección hacia los dos magos, Musaz reacciona rápido y en un con buena precisión consigue encerrar a los lobos dentro de un muro en forma de cúpula.

Más tarde Musaz observa algo extraño que ocurre con el lobo que está encerrado en la cúpula.

Los jóvenes consiguen apaciguar los ánimos y aunque Alodia está al borde de perder los nervios, fruto de su inexperiencia y fuerte temperamento, la cosa no va a más.

Hablan con los magos, un flambeu llamado Thomas y el titalus llamado Venom, y estos les cuentan que Marcus está camino de Durenmar para decidir qué hacer con los jóvenes de las marcas ya que después de lo ocurrido y de la aparición del lugar con el aura que irradian las marcas, la orden tiene serias dudas sobre su seguridad y si son una amenaza.

También les cuentan que ellos están borrando todas las “pistas” de su estancia en este lugar y les dice una frase algo enigmático/ambigua: “Me habéis ahorrado el buscaros”.

Los jóvenes empiezan a escuchar cómo llegan varios caballos y deciden marcharse del lugar ante el miedo de ser apresados por la orden.

Deciden acampar a unos 2km del poblado y fuera del camino, en una de sus últimos vistazos hacia atrás, los jóvenes observan algo raro,  como si la luz de la luna solo incidiera sobre el lugar donde estuvo el poblado.

Antes de marcharse a descansar mantienen una breve conversación de a dónde dirigirse, barajan 2 opciones:

  1. Ir a Durenmar
  2. Ir a Sibiu, que es donde está la el aura similar a la de las marcas y donde creen que pueden estar retenidos sus maestros

Intentan ponerse en contacto otra vez con sus maestros y esta vez parece que consiguen algo, ven a maestro de Musaz tendido en el suelo de lo que parece una celda, parece que está dormido/inconsciente.

Siguen intentando despertarlo hasta que oyen una voz con un acento un tanto raro y aparece la imagen de un tipo el cual se presenta como Vlad,

Después de una breve conversación y de al parecer obtener lo que quería Vlad, se “marcha”.  

A la mañana siguiente Alodia se va a cazar la comida y intenta encontrar algo de información de lo sucedido en la fauna local y cuando estaba intentando aproximarse a un ciervo observa como una lechuza blanca le está observando… ¿podría tratarse de un familiar de otro mago? ,no le da mucha información, simplemente que intenten marcharse cuanto antes del lugar, no es seguro, Alodia le pregunta por los otros magos que están haciendo, la lechuza le responde que son mandados de la orden y que están muertos.

Los jóvenes deciden marcharse y al retomar el camino escuchan caballos, pueden ver a los 4 magos y a los 9 grogs que los acompañaban, pero no tardan en descubrir que se trata de una ilusión y que su verdadera forma oculta que son seres un tanto peculiares, y uno de ellos es una figura alta, esbelta y su brazo derecho parece ser una rama de árbol.

Los jóvenes intentan huir, Alodia, fruto del stress, comete un fallo garrafal que les cuesta una fuerte caída y la frágil Clare parece que es la que se lleva la peor parte.

Los jóvenes parecen acorralados por los “seres” y la figura alta se adelanta hasta ellos al tiempo que la lechuza blanca se posa junto a los jóvenes, al poco se proyecta una imagen de un hombre mayor con unas grandes gafas:

el extracto de la conversación fue:

 

<meta />

Ser: Habeis roto el acuerdo

Lechuza: Angus, dejalos en paz ellos no saben nada

Ser: Eso a mi me da igual, habéis roto el acuerdo que teníamos y habéis matado a uno de los míos, Marcus y la orden debe pagar las consecuencias, además habéis alzado a los muertos…

Lechuza:  Ellos no tienen nada que ver con Marcus!! ni lo sucedido…

Durante la conversación uno de los jóvenes le pregunta al ser si los magos que estaban en el poblado siguen vivos, a lo que el ser responde que no, que los mató para vengar la muerte de uno de los suyos.

Lechuza: Angus, hablaré en tu nombre en la orden y aclararemos lo sucedido

Durante la conversación todos se percatan de que la luz de la luna incide justo encima del grupo de gente y se empiezan a alzar del suelo una serie de “espectros” con aspecto similar a la figura que se dejó ver en la cueva la noche anterior cuando intentaron hablar con sus maestros…

 

View

I'm sorry, but we no longer support this web browser. Please upgrade your browser or install Chrome or Firefox to enjoy the full functionality of this site.